julio 3, 2020

Aclarando dudas del C60

¿Qué es el carbono sesenta (C60)?
El C60 es una de las moléculas de la familia fullereno.
El carbono sesenta se abrevia C60 pues es el símbolo químico de esta molécula. Se compone de sesenta átomos de carbono con forma de pelota de futbol, ​​o buckyball en inglés.

¿De qué manera se descubrió el carbono sesenta (C60)?
El carbono sesenta fue descubierto en mil novecientos ochenta y cinco por Harry Kroto, Robert Curl y Richard Smalley. Rociaron grafito con un instrumento complejo en la Universidad de Rice en Houston, Texas. La potente máquina láser AP2 vaporizó y organizó el carbono, en forma de una nueva molécula. El carbono sesenta terminaba de ser descubierto. El equipo de investigación ganó el Premio Nobel de Química en mil novecientos noventa y seis por su trabajo en una familia de compuestos químicos, fullerenos.

¿De qué forma se fabrica el Carbon sesenta (C60)?
El carbono sesenta se halla naturalmente en un mineral negro llamado shungita en Rusia. Shungite es menos del cinco por ciento de carbono C60. Las ventajas de la shungita se conocen desde hace siglos, por poner un ejemplo, purifica el agua. Esta piedra asimismo se emplea y se utiliza como joyería.
El hollín y el lignito asimismo poseen carbono sesenta. Esto confirma las ventajas del lignito activado en la dieta.
El carbono sesenta se fabrica en el laboratorio del grafito, una forma pura de carbono. Los científicos rocían grafito con una corriente eléctrica intensísima, que organiza el carbono en moléculas C60.

Nuestro distribuidor de carbono sesenta ha estado basado en Alemania a lo largo de prácticamente veinte años. Esta empresa se especializa en la fabricación de compuestos de alta tecnología.

¿Por qué razón el carbono sesenta (C60) está en el aceite?
La molécula de carbono sesenta o bien fullereno no es soluble en agua, no se mezcla con agua. Al entremezclarlo con un aceite vegetal, nos cercioramos de que la molécula C60 ingrese al hígado, que trata los aceites. El hígado distribuirá el C60 en todo el cuerpo a través del sistema sanguíneo. Hacemos nuestros aceites leben C60 con aceite de oliva, aceite de coco, aceite de aguacate y aceite de girasol oleico.

¿Cuánto tiempo tarda el carbono sesenta (C60) en marchar?
Como es natural, cada persona es diferente y el tiempo para observar los primeros efectos es muy variable. Como regla podemos observar:

Sobre los músculos y la restauración tras el esmero físico, lleva una semana ver los resultados. Menos dolores, por poner un ejemplo.
En el cerebro y las funciones cognitivas, la concentración muestra mejoras tras dos semanas.
En la tonicidad de la piel, máculas de edad, arrugas, podemos ver cambios tras 1 a dos meses.
Para los ojos, agudeza visual, velo de cataratas y degeneración macular (AMD), las mejoras son notables tras dos a tres meses.
De estudios científicos, el desarrollo de metástasis de cáncer se detiene muy velozmente en unas poquitas semanas, si se respeta la dieta (dieta baja en azúcares). Estos resultados son confirmados por nuestros clientes del servicio.
¿Cuánto carbono sesenta (C60) debo tomar? ¿Qué dosis?
Generalmente, la dosis de aceite C60 es una cucharadita al día, para un peso entre cincuenta kg y noventa kg. Esta dosis recomendada es más o menos cincuenta veces menor que la dosis usada en estudios científicos. Si quiere acrecentar la cantidad de aceite C60, puede hacerlo gradualmente. Continúe por lo menos 1 semana con exactamente la misma dosis, para observar los efectos.

¿Cuáles son las ventajas de Carbon sesenta (C60)?
Las ventajas del carbono sesenta son muchos y variados. Mas cada persona es diferente y no va a tener exactamente los mismos efectos. Uno de nuestros BLOG articles cuenta en detalle los muchos beneficios del C60, como treinta estudios científicos. Las ventajas normalmente observados son:

Vida útil: El aceite de carbono sesenta puede prosperar la longevidad, para una mejor salud general. Estudios científicos han probado que la longitud de los telómeros aumenta con el C60. Por consiguiente, el mensaje de ADN se contesta mejor en las nuevas células.
Antioxidante: La molécula C60 es un genial antioxidante para combatir los radicales libres y el agobio oxidativo celular. Hoy día, es el antioxidante más conocido, ciento setenta y dos veces más efectivo que la vitamina C. La mayor parte de las infecciones y enfermedades empiezan con un agobio oxidativo local.
Nuestro modo de vida es una fuente esencial de creación de radicales libres, polución del aire, pesticidas, productos químicos en los comestibles, humo de cigarro.
Osteoartritis y dolor: Carbon sesenta aumenta la producción de condrocitos. Estas células regeneran el cartílago y el tejido que cubre los extremos del hueso.
La inflamación reduce, lo que puede asistir a las personas con artritis (osteoartritis) o bien dolor en las articulaciones.
C60 mata virus: Los estudios científicos han probado que C60 destroza el virus de la gripe y la hepatitis C. El carbono sesenta asimismo es capaz de desactivar la replicación del Virus del VIH (VIH1).
Salud de la piel, arrugas: El C60 se puede aplicar de forma local en la piel, para reducir la profundidad de las arrugas o bien pelear contra el acne. El carbono sesenta fomenta la producción de colágeno y la flexibilidad de la piel.
C60 reduce el daño UV: Al combatir los radicales libres que se forman tras una quemadura solar, el carbono sesenta ayuda a arreglar la piel.
C60 destroza bacterias: El carbono sesenta asimismo es efectivo para matar las bacterias estreptocócicas.
Anticancerígeno: Estudios científicos han probado la eficiencia rapidísima del carbono sesenta en el bloqueo del desarrollo de metástasis cancerosas.
¿Es peligroso el carbono sesenta (C60)? ¿Es seguro el C60?
En dos mil doce, un equipo de científicos en la ciudad de París estudió si el carbono sesenta tiene efectos tóxicos. Mezclaron C60 en aceite de oliva virgen extra, entonces se lo dieron a las ratas a lo largo de múltiples años.Image result for carbono 60"
Las ratas que tomaron C60 vivieron prácticamente el doble que el ratas de referencia! El género de ratas que se empleó para el experimento en general desarrolla tumores cancerosos conforme avejentan, mas ninguna de las ratas que recibieron carbono sesenta desarrolló cáncer.
Los estudiosos entonces les dio a las ratas un solvente muy tóxico, el tetracloruro de carbono, que destroza el hígado. ¡Los efectos tóxicos del tetracloruro de carbono en el hígado se redujeron enormemente y se curaron muy de forma rápida tras veinticuatro horas!
El estudio científico concluye que fue el C60 el que resguardó a las ratas y fueron físicamente considerablemente más joven y sin tumor canceroso.

This otro estudio probó la ausencia de toxicidad por carbono sesenta.

¿Es seguro el aceite de oliva C60?
La mayor parte de los estudios científicos emplean aceite de oliva para probar las ventajas y la ausencia de toxicidad por carbono sesenta.

Se puede acabar que es muy ventajoso tomar aceite de oliva C60.

Mas el petróleo es solo el medio de transporte desde C60 hasta el hígado. En consecuencia, es esencial que todos tomen un aceite que se adapte a su gusto, a fin de que prosiga siendo un placer.

De ahí que que ofrecemos carbono sesenta en aceite de oliva, aceite de coco, aceite de aguacate y aceite de girasol oleico.

Puede leer nuestro artículo sobre de qué manera escoja su aceite C60 , conforme el sabor y las propiedades dietéticas.

¿Qué efectos puedo sentir al tomar Carbon sesenta (C60)?
Los antioxidantes del carbono sesenta resguardan nuestro cuerpo contra los radicales libres, podemos sentir los próximos efectos:

Reparación muscular tras el esmero físico:
El carbono sesenta fomenta en buena medida la reparación muscular tras un esmero físico intenso. Hay mucho menos dolor muscular y un tiempo de restauración más corto.

Claridad mental y vivacidad de la mente:
C60 y antioxidantes están de manera directa implicados en la síntesis de neurotransmisores. Estas biomoléculas facilitan el flujo eléctrico entre las neuronas y las células inquietas en el cuerpo y el cerebro.

Reduce el peligro de enfermedades cardiovasculares:
Los antioxidantes C60 asisten a arreglar la pared arterial y a reducir la inflamación local. El carbono sesenta asimismo lucha contra la aterosclerosis.

Presión arterial más baja:
El C60 asimismo ayuda a reducir la presión arterial al alentar la producción de colágeno para arreglar la íntima, la capa interna de los vasos sanguíneos.

Minoración de los niveles de colesterol:
El carbono sesenta ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos.

Prevención del cáncer:
Conforme abundantes estudios científicos, el consumo regular de antioxidantes podría reducir el peligro de cáncer en un treinta por ciento , o bien aun bloquear el desarrollo de metástasis.

El proceso es el siguiente:

-> Las células cancerosas (y muchos patógenos) amontonan niveles altísimos de hierro libre.

-> Las células cancerosas no generan una cantidad significativa de una enzima protectora, catalasa, que causa la acumulación intracelular de peróxido de hidrógeno en estas células.

-> En presencia de los antioxidantes del carbono sesenta, el hierro libre genera, desde el peróxido de hidrógeno, una substancia poderosa llamada radical hidroxilo (a través de una ruta bioquímica famosa como Reacción de Fenton). Este prooxidante violento es la substancia más tóxica famosa por el hombre, puesto que destrozará cualquier molécula a la que esté expuesto. Por suerte, en las células sanas, hay poca actividad de Reacción de Fenton, en tanto que los niveles normales de catalasa sostienen niveles bajísimos de peróxido de hidrógeno, y hay poquísima hierro libre asimismo.

-> Si, por otra parte, hay suficiente vitamina C en una célula cancerosa, se generan grandes cantidades de radicales hidroxilo debido a los altos niveles de hierro libre y peróxido de hidrógeno. Con suficiente actividad de reacción de Fenton, un sinnúmero de radicales hidroxilo recién creados atacan vigorosamente y ocasionalmente destrozan el contenido de la célula cancerosa, y después la célula cancerosa misma.

Resguarda los ojos:
Por norma general, todas y cada una de las moléculas antioxidantes resguardan el ojo y el ojo. Los antioxidantes en el carbono sesenta limitan el peligro de degeneración macular relacionada con la edad (AMD) y cataratas.

Retrasando los efectos de la edad:
Los radicales libres aceleran el envejecimiento de la piel. Cuando se hallan en grandes cantidades en el cuerpo, los radicales libres degradan las membranas celulares. La piel se estropea y se daña más de manera rápida. De nuevo, los antioxidantes de C60 limitan el daño.