junio 20, 2019

El desgaste de los neumáticos dice mucho del estado del coche

Un desgaste irregular de los continental neumaticos suele darse por culpa de la presión incorrecta, pero también delata problemas mecánicos y malos hábitos en la conducción. El tipo de desgaste y la zona que más sufre son buenos indicadores que está sucediendo. A continuación repasamos las ‘afecciones’ más frecuentes. Pero ya sabes que, en caso de duda o si descubres que tus neumaticos continental no se deterioran por igual, debes acudir a tu taller de confianza.

– Desgaste mayor por el centro esto suele indicar que se lleva habitualmente una presión de inflado superior a la recomendada. Para solucionarlo, basta con quitar presión hasta la recomendada por el fabricante.
– Desgaste mayor por los dos laterales: sucede lo contrario, es decir, el coche lleva una presión de inflado menor a la recomendada, por lo que el neumatico se aplasta más y rozan más los laterales y por eso se desgastan. Lo que hay que hacer es darles más presión ya que llevarla baja es menos seguro y aumenta el consumo de carburante.
– Desgaste mayor por un solo lateral, ya sea el exterior o el interior: esto suele indicar que la dirección está desalineada. Si se desgasta más por el interior hay un exceso de caída positiva o divergencia. Si se desgasta más por el exterior hay un exceso de caída negativa o convergencia. Pasa por el taller para solucionarlo.

– Desgaste mayor por el lateral exterior en plano inclinado suave de la banda de rodadura, sin dirección desalineada: suele indicar que se pasa por las curvas a una velocidad alta. Trata de circular un poco más despacio en curvas, rotondas y giros.
– Desgaste en diagonal: es poco habitual, y en caso de aparecer, se presenta en las ruedas izquierdas, y más cuando el coche es de tracción delantera. Suele ser culpa de carreteras con demasiada pendiente de evacuación del agua hacia la cuneta que hace que el coche no pise en plano horizontal, o por tolerancias de ajuste del vehículo excesivas. Para solucionarlo hay que pasar por el taller.
– Desgaste en bandas transversales: suele indicar que la rueda está mal equilibrada.
– Desgaste en forma de manchas que aparecen sin orden por la banda de rodadura. Puede ser síntoma de que los amortiguadores están en muy mal estado.
– Desgaste plano y localizado: suele producirse al dar un frenazo muy brusco en el que se bloquean las ruedas y entonces deslizan sobre el asfalto. Podría ser debido también, aunque es poco probable, a un fallo en los frenos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *